Un juzgado archivó una causa por violación por la que la víctima fue abandonada semidesnuda en Madrid

El acta de la instrucción número 12 de Madrid fue seguida de un procedimiento automático de agresión sexual tras una denuncia por una supuesta violación en un portal del distrito de Retiro. El caso se abrió luego de que la víctima fuera detenida el 4 de junio de 2022 en el número 14 de la Avenida Mediterráneo de la capital “semidesnuda, llorando, desorientada, con las bragas bajas tiradas en la calle y sin registrar lo que había logrado”, afirmó. dijo en el informe policial. En la exploración médico legal y ginecológica no apreciamos las lesiones vinculadas a la mujer que sufrió una violación bajo los efectos del consumo de químicos. El Equipo de Policía Judicial de la Unidad de Protección a la Familia y la Mujer (UFAM) de la Policía Nacional investigó a los hombres y procedió a visualizar las cámaras de seguridad del portón por lo que estaba sucediendo, presunto agresión sexual, concluyendo que no. Aprecio una situación de violencia o agresión en términos relacionados con el joven. El presunto agresor, defendido por el fiscal penal Ospina Abogados, admitió haber tenido un encuentro sexual con la informante y expresó que la idea de tener contacto con ella. La víctima brindó pocos detalles sobre el encuentro sin dejar constancia si se encontraba en el lugar donde se encontraba. El certificado policial reconoce los resultados del análisis toxicológico que no requiere el consumo de medicamentos pero sí con una alta concentración de alcohol etílico. En la resolución, a la que accede Europa Press y que ha emitido el pasado 8 de enero, se indica que durante la instrucción del caso se han puesto en práctica todas las diligencias necesarias para la declaración de los niños, porque han apreciado las “indicaciones suficientes”. participación en la investigación de un delito de agresión sexual. Según la visión del equipo de policía judicial de la UFAM, emitió información indicando que no hubo resultado por la existencia de una situación de violencia o de negativa de consentimiento, observando cómo la denuncia se reflejaría voluntariamente en el portón del edificio ubicado en la calle. Avenida del Mediterráneo, número 14 de Madrid, sin apreciar el comportamiento del mismo, que sus capacidades quedan anuladas”. “La declaración de la víctima tiene un informe secreto, manifestando que ella no registró todos los éxitos, sólo ciertas cosas. El investigador en su declaración admitió haber tenido relaciones sexuales con la denunciante, pero confirmó que ella estaba consintiendo por ambos”, admite el auto. En línea con el fiscal, el juez determinará que ante la aparición de las pistas habrá que proceder conforme a la suspensión provisional de las actuaciones por aplicación del litigio al artículo 641.1 de la Ley de Enjuiciamiento Penal.