El cambio climático y las ‘decisiones políticas’ mejoran el paisaje de Cerezos y Almendros en Alicante

el cambio climático con registros históricos de bajas precipitaciones y algunas “decisiones politicas» amenazan seriamente el paisaje de la provincia de Alicante, en todo el interior, donde peligran los cerezo yo pierdo almendros. En su informe anual, la asociación de agricultores de Asaja advierte que estos problemas afectan al entorno económico y afectan al medio ambiente.

En el caso de la cereza, hubo cuatro problemas ruinosos para la climatología, para quienes exigen un plan de choque con ayudas a la producción, cosas que para los finoros, se detuvieron inmediatamente con los arranques por la xylella, dado que no Después de eliminar la enfermédad, estoy sin embargo en contacto con los árboles.

mi presidente, José Vicente AndreuNo quería concluir esta comida sin tener que pretender transmitir un solo “pesimismo” y registré el fortalezas de este territorio, con señeros en los cultivadores que dirigirán las cifras de producción en toda España -como el nísperoallá uva del Vinalopó Ah ahí granada mollar- También hoy, la producción de leche de cabra y otras que resisten mejor la crisis que otros sectores, como los cítricos, también han creído en una situación negativa generalizada.

El agua sigue condicionando la actividad, mientras el cielo esté gestionado por las administraciones, para que el año 2023 se reanude como «sequia climatológicapolítica», en alusión está el último de los recortes al trasvase Tajo-Segura.

“Los impactos climáticos particularmente difíciles e inevitables han causado daños o alteraciones en la mayoría de los cultivos de la provincia”, concluyó en su evaluación. “Si 2022 fue el año de las guerras, de Ucrania, del agua y del fuego -en referencia al incendio de la Vall d’Ebo-, 2023 fue el año de la continuación, de las horas de calor incesante y «Son maravillosos que Quedamos fascinados con los momentos de recuperación”, relata Andreu. Además, hay incertidumbre que ha traspasado el campo debido a la disponibilidad de agua y una nueva política agraria común (GORRA) Más restrictivo.

«La ‘secuela política’ es el resultado de la inacción y de la mala gestión por parte de las instituciones, que son ‘insensibles’ a las peticiones de los agricultores», añadió. Según Andreu, «la subvención estatal de agua desalinizada el resultado no es una alternativa real ni duradero con agua de la bolsa. Además, el año comenzó con la modificación del Plan Hidráulico del Tajo, que permitió incrementar el entorno de los caudales verificando el archivo progresivo de los Traser Tajo-Seguralo que supondrá un nivel anual de 70 a 110 hectómetros anuales, el ratio de volumen global para todas las regiones, de Alicante, Murcia y Almería.

“Las decisiones políticas comprometen gravemente la agricultura de la Vega Baja y del Camp d’Elx y no queríamos esperar uno o dos años para hacerlo, las consecuencias las tomó ante notario”, declaró. Y como ejemplo, registró que en julio la provincia “se quedó” pecado sandias Por eso, ante la inseguridad de contar con agua, los agricultores no programan siembras.

La observación de cambios climáticos severos este año es el récord nacional de sinisteridad registrado en seguridad agraria: en torno a 1.250 millones de euros, un 64% más que en 2022 (806 millones).

Los directivos de Asaja Alicante, en la presentación de la memoria anual del sector.

A B C

Asaja también informó que las pólizas contractuales ascendieron a 19 millones de euros en la provincia, un 5% más que el ejercicio anterior. Además, el precio de los seguros ha aumentado. “Cada vez ses majores los daños por pedrisco, comeos y múltiples adversidades climáticas, tanto que se reducen las coberturas como aumentan el coste de las primeras, obligando a los agricultores más vulnerables a no asegurarse”, afirmó Andreu. “El Agroseguro está en manos de los agricultores y hay que cambiarlo urgentemente, hay que adaptarlo para garantizar la sostenibilidad del sistema y evitar el abandono”, añadió.

“Prácticas abusivas”

La secuela ha afectado a todos los cultivares en general, pero durante la campaña 2023 la más perturbada por el mal tiempo en cereales y cera, y además, se agradece el limón”prácticas abusivas por parte de la industria”, en operaciones directas con exportadores.

En cuanto a los cereales, gracias a un atractivo clima cálido y seco, el 90% del grano de trigo, cebada o avena se pierde en zonas como L’Alcoià y El Comtat (el 100% en la zona de Castalla y Onil) y durante estos últimos meses del año no podemos empezar con el siglo porque la tierra no presenta un tipo de humanidad. Por tanto, el precio depende de los países exportadores.

En el caso de la cereza, Asaja debe tener una especial preocupación ante la amenaza de desaparición de este cultivar, que en 2023 registró una pérdida del 92% en toda la zona de producción de la IGP Montaña de Alicante, y del 100% en Comtat, L’Alcoià y La Marina Alta. Este “cambio” supone una pérdida total del sector de 25 millones de euros para el conjunto de producción amparado por la Indicación Geográfica Protegida y un representante de 4.800 puestos de trabajo directos.

En cuanto a los cítricos, la Asaja Alicante anuncia que en el momento de las limas no se enviarán los millones de toneladas, cifra muy inferior a la previsión del ministerio. el granizo El mes de septiembre dio pie a la caza de este limón en todos los municipios de la Vega Baja y en algunos murcianos, especialmente los optimistas de la producción nacional de cara a la campaña 2023/2024.

Con el limónel cítrico por excelencia de la provincia, “es el que viene de la industria, como el agricultor de corromper del Premio de recuerdoestá prohibido por la Ley de la Cadena Alimentaria, una práctica abusiva que hace que el trabajo esté más debilitado por la cadena alimentaria, que son los agricultores”, aseguró. Ramón Espinosa.

Ganadería en crisis, salvo el caprino

De mi lado, Juan Luis Gimenovicepresidente adjunto de Asaja Alicante y representante del sector ganadero, demostró que el gran aumento de los costos de producción (en piensos y forrajes) al mismo tiempo que la falta de lluvias en las zonas de pasto propicia a que cada vez menos productores tengan disputas para mantener las vainas de ganado, porque la rentabilidad es cada vez menor. Gimeno destacó la fortaleza del sector y, en concreto, pudo resaltar que “la leche de cabra de la provincia de Alicante produce más leche que las provincias de Valencia y Castellón, y es de una calidad increíble”.

Durante la presentación, también habrás eliminado el “nefasta situación» del sector apicultura, Esto provoca una alta mortalidad de las abejas y el 40% de ellas quedan atrapadas por varroa y un clima seco y altas temperaturas que las hacen más vulnerables. Y aquí es donde aparecen los problemas derivados del pinyolà, porque Asaja recomendó reconsiderar este método.

En el sector vitivinícola, la producción de vino de Denominación de Origen de Alicante ha experimentado la coscha Más baja de su historia. El presidente del Consejo Regulador DOP Vinos de Alicante, José Juan ReusEl también vicepresidente primero de Asaja Alicante, desveló que la producción con DOP había alcanzado los 18.500.000 kilos, un 29% respecto al año anterior.

“Tenemos una firma y su valor”. En su presentación explicó que era imposible competir con los aranceles que imponen a los principales importadores. “La uva Monastrell de la Marina Alta es de mucha calidad y no puede competir con precios tan ridículos”, afirmó.