ya es el equipo que más finales jugó y busca ser el que más veces ganó

Ahora sí Boca se ilusiona con la séptima. Le falta apenas un partido para lograrlo, el sábado 4 de noviembre ante Fluminense en Río de Janeiro. Ya era el equipo que más veces disputó la final de la Libertadores y ahora extendió su récord a doce. Lo sigue Peñarol, con 10. También quiere igualar a Independiente, el Rey de Copas, que ganó su séptima y última copa en 1984.

El protagonismo de Boca se potenció a partir del año 2000. Hasta ese momento, desde su primer participación en 1963 hasta la anterior, en 1994, que terminó último en la fase de grupos, había disputado cuatro finales, con dos triunfos (1977 y 1978) y dos derrotas (1963 y 1979). Desde el primer título de la mano de Carlos Bianchi, jugó otras siete y ganó cuatro. Ahora, en su octava final, buscará inscribir por séptima vez su nombre en base del trofeo.

En sus inicios, la Libertadores estaba reservada para los campeones de cada torneo. En 1960 la jugó San Lorenzo, en 1961 Racing y en 1962 Independiente. Boca fue campeón del torneo de Primera División de 1962 y tuvo su debut copero en 1963. Llegó hasta la final pero perdió con el Santos de Pelé, 2-3 en el Maracaná y 1-2 en la Bombonera.

La primera final de Boca: perdió con el Santos de Pelé en 1963.

Luego de quedar eliminado en la ronda semifinal en 1965 y 1966, en cuartos de final de 1970 y en la primera fase de 1971 (fue excluido del torneo por los incidentes ante Sporting Cristal de Perú), Boca llegó a una nueva final de Copa en 1977, a la que se clasificó al ser bicampeón del 76 (Metro y Nacional). En la instancia decisiva, otra vez un equipo brasileño, Cruzeiro. En tiempos que no había diferencia de gol, Boca se impuso en la ida 1-0, Cruzeiro ganó por el mismo resultado en Belo Horizonte y el desempate se jugó en Montevideo. Tras 120 minutos sin goles,el Xeneize se impuso 5-4 tras el penal que le atajó Hugo Orlando Gatti a Vanderlei.

Hugo Gatti y Ernesto Mastrángelo festejan la primera Libertadores, en 1977. Hugo Gatti y Ernesto Mastrángelo festejan la primera Libertadores, en 1977.

Al año siguiente, el bicampeonato. En esa época, como campeón, no participaba de la fase de grupos y entraba directamente en la ronda semifinal (ganó el grupo que compartió con River y Atlético Mineiro). El rival en la final fue Deportivo Cali de Colombia, entonces dirigido por Carlos Bilardo. En la ida, igualaron 0-0 en el estadio Pascual Guerrero y la vuelta se impuso Boca por 4-0 en la Bombonera, con dos goles de Hugo Perotti, y uno de Ernesto Mastrángelo y Carlos Horacio Salinas. En 1979 llegó a la tercera final consecutiva pero perdió ante Olimpia de Paraguay (

Con la llegada de Carlos Bianchi como entrenador y tras el bicampeonato del Apertura 98 y Clausura 99, Boca fue protagonista de cuatro finales en cinco ediciones de la Libertadores. Fue campeón en 2000 ante Palmeiras, tras igualar 2-2 en la Bombonera, 0-0 en San Pablo e imponerse 4-2 en la tanda de penales. Al año siguiente, una nueva final, esta vez ante Cruz Azul de México. Ganó 1-0 en el Azteca (Marcelo Delgado), perdió 1-0 en la Bombonera y se impuso 3-1 en la definición desde los doce pasos.

Boca campeón en Brasil, en 2000. Foto: AP Photo/Inacio Texeira)Boca campeón en Brasil, en 2000. Foto: AP Photo/Inacio Texeira)

Se fue Bianchi, llegó Oscar Tabarez en 2002 y volvió Bianchi en 2003. Y llegó una nueva final y una nueva Libertadores, la quinta de la historia. Otra vez en la final un equipo brasileño, Santos, como en 1963. Ese equipo tuvo un “sprint” final inolvidable. Tras perder la ida 1-0 con Paysandú en la Bombonera, ganó los siguientes 7 partidos. En las finales, se impuso 2-0 en la Bombonera con dos goles del Chelo Delgado, y 3-1 en el Morumbí con tantos de Carlos Tevez, Delgado y Rolando Schiavi.

Carlos Tevez, autor de uno de los tres goles en la final ante Santos en el Morumbí en 2003. Carlos Tevez, autor de uno de los tres goles en la final ante Santos en el Morumbí en 2003.

La buena racha se cortó al año siguiente con Once Caldas de Colombia. En la ida, en la Bombonera, igualaron 0 a 0. La revancha se jugó en Manizales, igualaron 1-1 en los 90 reglamentarios y en la definición por penales el equipo colombiano se impuso por 2 a 0.

La última copa la levantó en 2007 con Miguel Angel Russo en el banco y Juan Román Riquelme como estandarte. Una vez más, un brasileño en la final, Gremio. Y fueron dos triunfos contundentes: 3-0 en la Bombonera con goles de Rodrigo Palacio, Riquelme y Patricio en contra, y 2-0 con en Porto Alegre, con doblete de Román.

Román también fue protagonista en la penúltima final, la de 2012 ante Corinthians. Y lo fue porque anunció que no jugaría más en el club justo antes de la revancha en San Pablo, tras el 1-1 en la Bombonera, con gol de Facundo Roncaglia, quien no disputó la vuelta porque ya estaba vendido. El equipo brasileño ganó 2-0 y el Boca de Julio Falcioni se quedó en la puerta de igualar a Independiente.

La última, la recordada final con River, en 2018. Por primera vez en la historia, el Superclásico argentino definió al campeón de la Libertadores. Igualaron 2-2 en la ida en la Bombonera, la revancha en el Monumental se suspendió por el ataque que sufrió el micro que trasladaba a los jugadores xeneizes y la definición se mudó a Madrid, al estadio Santiago Bernabé. El 9 de diciembre de 2018, River se impuso 3-1 y fue campeón.

Cinco años después, Boca jugará su 12° final, la séptima con un equipo brasileño. Y va por la séptima. ¿Otra señal?