Sánchez exige a Feijó «rectificar» sus alianzas con Vox para ser la «verdadera amenaza para la democracia española»

Actualizado

La Moncloa ofrece tres fechas antes de fin de año para Renán Sánchez y Feijó. María Jesús Montero, Félix Bolaós y Patxi López son los negociadores socialistas

Pedro Sánchez.AFP

La política española se encuentra inmersa en una escalada dialéctica que tiene un nuevo punto de mayor intensidad con las declaraciones de Santiago Abascal en las que, desde Argentina, seal que habr «un momento que el pueblo querr colgar de los pies a pedro sánchez«. Esto es calificado de «grave» por el presidente del Gobierno y el sirve de palanca para colocar el foco en Alberto Nez Feijo y nuestros pactos con Vox. El objetivo es ayudar al dueño del PP y demostrar que no hay otra alternativa que siguiera unido con esta formación. El objetivo de Sánchez al buscar frenar a Feijó es claro: requiere «repensar» y «rectificar» las «alianzas» con esta formación.

Sánchez suele presumir de ser el líder político que registró el avance de la ultraderecha, a diferencia de lo ocurrido hasta ahora en Europa como en America. Su argumento se basa en que el alcalde que ostentó 7 formaciones -8 ahora con Podemos- apoyó el muro para formar un gabinete liderado por Feijó y con Abascal como vicepresidente. Como que Voz Mantener el pie en el acelerador, con los decibeles al máximo, girar el foco hacia Feijó, para llegar.

«[Las palabras de Abascal exigen una reconsideracin de las polticas de alianzas del PP, que es la autntica amenaza para la democracia espaola», ha expuesto Snchez en una entrevista en Telecinco. «Cuando se condenan acusaciones tan graves como las de Abascal no se pueden poner peros. Feijo trata de edulcorarlas».

En medio de esta clima de crispacin, el gabinete el presidente del Gobierno ha contactado con Feijo para ofrecerle tres fechas con el fin de encajar agendas y formalizar una reunin entre ambos antes de finalizar el ao. Las fechas propuestas, que no se han especificado, son dos antes de Navidad y una antes de fin de ao. Desde Gnova confirman que se est buscando fecha, pero que descartan «cualquier posibilidad que pase por una mesa de negociacin en los trminos acordados con los partidos independentistas». Insisten desde la direccin del PP que ellos prefieren «pactar el qu y el para qu antes del cundo».

Porque el planteamiento de Snchez pasa por establecer una comisin de trabajo que verse sobre tres temas, aunque est abierto a incluir otras demandas que eleve el PP: la financiacin autonmica, la reforma del artculo 49 de la Constitucin y la renovacin del CGPJ. Mara Jess Montero, Flix Bolaos y Patxi Lpez sern los negociadores por parte del PSOE.

Los populares son partidarios de cambiar el artculo 49 «siempre que los socios de Snchez den garantas de que no usarn este cambio para pedir nuevas modificaciones en el texto constitucional», para reformar el CGPJ exigen «modificar la ley para despolitizar la Justica» y sobre la financiacin autonmica slo ven posible abordar una negociacin si se «abandona la negociacin bilateral entre la Generalitat y el Gobierno de Espaa que recoga el acuerdo que hizo presidente a Pedro Snchez».

Pese a la situacin actual de puentes rotos entre el PSOE y el PP, Snchez sigue lanzando el mensaje de que ve posible esta legislatura llegar a pactos. «Necesitamos esos acuerdos y no doy por perdido que los dos grandes partidos podamos llegar».