Molesto por los insultos de Milei, el Papa Francisco congela su viaje a Argentina

  • Argentina Milei: «El Papa tiene afinidad con comunistas asesinos»

Los insultos y descalificaciones del candidato a presidente Javier Milei llevaron al Papa Francisco a congelar un viaje largamente postergado: a su pas, Argentina, que no pisa desde que lo dej en 2013 para convertirse en el jefe de la Iglesia Catlica.

«Seguramente el Papa no ir a un lugar donde no le inviten, donde puedan usar o complicar su visita para conveniencias polticas o donde las autoridades desprecien su presencia», dijo Vctor Manuel Fernndez, el prefecto para el Dicasterio para la Doctrina de la Fe y hombre muy cercano a Francisco.

Fernndez seal a la «ultraderecha», en referencia a Milei, en declaraciones a un sitio religioso, «Religin Digital», ampliamente difundidas en Argentina. La reaccin lleg apenas das despus de que Milei, un ultraliberal populista que gan las primarias presidenciales en agosto, atacara con dureza al Papa en una entrevista con el periodista ultraconservador Tucker Carlson.

«El Papa juega polticamente, tiene fuerte injerencia poltica, ha demostrado gran afinidad con dictadores como Castro y Maduro, est del lado de dictaduras sangrientas», dijo Milei durante la entrevista que el estadounidense difundi en la red social «X».

Cuando Carlson repregunt si Ral Castro, ex presidente cubano, es un asesino, Milei dijo que s, y fue ms all: «Y Fidel Castro tambin era otro asesino».

El representante de Dios en la Tierra tiene «afinidad con los comunistas asesinos», segn Milei. «De hecho no los condena, es bastante condescendiente con ellos, y tambin con la dictadura venezolana. Es condescendiente con todos los de izquierda, an cuando sean verdaderos criminales, lo cual es un problema».

El propio Papa pareci referirse elpticamente a Milei en una entrevista con la seal de noticias C5N al hablar de «un poltico nuevo, que hablaba lindo, que sedujo a la gente» y que «se llamaba Adolfo».

«Todos votaron a Adolfito, y as terminamos», dijo en referencia al dictador nazi Adolfo Hitler. «Yo le tengo miedo a los salvadores sin historia. Cuando se viene un salvador sin historia, sospech».

Y, en el regreso del reciente viaje a Mongolia, el Papa abri dudas sobre el viaje a Argentina que deba hacer en 2024, ya con 87 aos: «Les digo la verdad: para m ahora hacer un viaje no es tan fcil como al principio, hay limitaciones para caminar y esto limita. Pero ya veremos».

La fuerza electoral de Milei, que hace campaa con un estilo repleto de insultos y descalificaciones y una especial obsesin con el socialismo y el comunismo, impedira un viaje que estaba casi confirmado.

Semanas atrs, Jorge Bergoglio hizo llegar el mensaje a sus interlocutores habituales en su pas para que difundieran la novedad: el plan es visitar, tras la Semana Santa de 2024, Argentina, Uruguay y alguna ciudad del sur de Brasil.

Por qu Bergoglio demor tanto y por qu finalmente visitar Argentina? «Un factor estimado es la edad y la salud del pontfice, que ha superado crisis, pero se siente ya mayor y que tiene una deuda con el pas. Antes no vino porque el proceso poltico local le hizo temer que fuera prenda de discusin y debate, en un pas en donde la Iglesia no tiene problemas como en otros lugares del mundo», seal el analista Ignacio Zuleta en «Clarn».

Bergoglio es objeto de discusin en su pas, donde muchos le achacan una cercana con el peronismo y un trato injusto a referentes de la oposicin, como fue el propio presidente Mauricio Macri entre 2015 y 2019. Pero recientemente, el Papa hizo declaraciones pblicas en las que asegur que el gobierno de Cristina Kirchner busc que fuera condenado por la Justicia en sus aos de arzobispo de Buenos Aires, aunque no pudo hacerlo.

A esta altura est ms que claro que Bergoglio no sigui los caminos del polaco Karol Wojtyla, conocido como Juan Pablo II, ni del alemn Joseph Ratzinger, que gobern la Iglesia bajo el nombre de Benedicto XVI.

Wojtyla fue elegido Papa en 1978 y visit Polonia al ao siguiente, un peregrinaje de nueve das que sacudi los cimientos sociales y polticos del pas, por ese entonces bajo el yugo de la Unin Sovitica. Juan Pablo II elev la autoestima de sus compatriotas, a los que visitara en ocho ocasiones ms.

En 2005, Ratzinger visit Alemania apenas cuatro meses despus de haber llegado a la silla de Pedro.

Tanto Wojtyla como Ratzinger tenan una ventaja respecto de Bergoglio, la cercana geogrfica del Vaticano y sus respectivos pases: el vuelo de Roma a Buenos Aires implica 13 horas, aunque el Papa ha dado la vuelta al mundo, y el hecho de que no haya visitado su pas en ms de diez aos sorprende a muchos argentinos e incluso ofende a unos cuantos.

Segn seal la prensa argentina semanas atrs, Francisco elega visitar su pas en 2024 porque tendr un gobierno recin estrenado tras las elecciones de fines de este ao: «En la consideracin del Vaticano, la llegada de un nuevo gobierno desde diciembre disipa la amenaza de que su presencia pueda ocasionar divisiones. En cualquier escenario ve que puede llegarse a una agenda de entendimiento entre las fuerzas polticas que no tiene retorno».

Con Milei liderando las encuestas, el plan perdi sentido.

El propio Francisco haba anticipado en abril de este ao, en una entrevista con el diario argentino «La Nacin», que quera visitar su pas.

«Quiero ir al pas el ao prximo», dijo el Papa, que pidi que no se lo vincule «con la poltica argentina». Un pedido que encierra una paradoja, ya que Bergoglio es un religioso de gran astucia poltica que se involucr de lleno en temas de su pas en sus primeros aos en el Vaticano.