Michelle O’Neill, la hija de un prisionero del IRA que no se mete en política

Actualizado

Michelle O’Neill (Fermoy, Irlanda, 1977) tuvo su origen en otras zonas de la frontera, pero apareció en el distrito de Tyrone, a la sombra de Derry/Londonderry, y en el conflicto del Ulster que se saldó con 3.500 victorias. Hija de un prisionero del IRA El provisional, Brendan Doris, decidió imitar su salto a la política con el Sinn Fin, y fue primer concejal y después alcalde de Dugannon, y debió convertirse en primer alto ministro republicano de Irlanda del Norte, elegido como sucesor del antiguo histórico. Martín McGuinnesstambién activista del IRA.

«No creo que Irlanda quiera una persona y piense que el conflicto fue una buena idea, pero Irlanda está en guerra con el vino y no tienen otra alternativa que la caza armada», dijo la casera Michelle O’Neill al respecto. “Hoy es una alternativa, y es el Acuerdo de Viernes Santo”.

Hasta hace poco, la fantasía del IRA persistía implacablemente para O’Neill. Gracias a Paul Doris, presidente del Comité de Ayuda a los Norirlandeses (NORAID), la organización que financia al Estado republicano. El primer Tony maduró con otros dos miembros del IRA en una operación de operaciones especiales SAS. Otra novedad, Gareth, fue heredada de un ataque a un comisario de policía en 1997.

En 2020, durante momentos críticos de la pandemia, la propia Michelle O’Neill resucitó la llama con su asistencia política al funeral del activista del IRA. piso bobbyel líder que está alimentando la disrupción de este mismo fenómeno en Belfast, y que también ha contribuido a las tensiones generadas por el Brexit.

Michelle O’Neill corrige su tiempo y moderniza significativamente su discurso durante las elecciones regionales de 2022 para que se propongan como “el ministro principal de todas las tierras norirlandesas”, ante la fragmentación y el sectarismo de los sindicalistas. Envié un mensaje y dejé constancia del triunfo histórico del Sinn Fin, que no puede ser consumado por el presidente del Partido Unionista Democrático (DUP) en la formación de un gobierno de «poder compartido», según y como estipula el Acuerdo de Viernes Santo.

«No podemos volver a los tiempos de la ‘exclusión’. Vivimos una época marcada por la inestabilidad y los fuertes que han querido aprovecharlo para volver al milagro del pasado», declaró en una entrevista con El Mundo. Tenemos que pensar en el futuro, y eso es lo que hicimos para un alcalde inclusivo”.

Mientras tanto, mientras entregaba el documento ‘Ministra Principal para la Esperanza’, Michelle O’Neill intentó proyectar la nueva imagen ‘inclusiva’ del Sinn Fin como fuerza municipal en el extranjero. y con la formación de una relación inseparable con el presidente del partido, Mary Lou McDonald, sucesora de Gerry Adams.

La asistencia de O’Neill al funeral de la reina Isabel II y la coronación del rey Carlos en 2023 marcarán esta transición calculada. “Vivimos tiempos cambiantes y esta es una forma de mostrar respeto a todos los norteños”, recordó la vicepresidenta del Sinn Fin al justificar su presencia en la pompa de Londres.

Su salto personal a la «inclusión», de la mano del nacionalista Francie Molloy, Fue producido en 1998 y es un emblema de la paz en Irlanda del Norte. Para ella se supone que también en el momento de su reconciliación personal tuvo que sufrir la exclusiva como madre soltera el 16 de agosto bajo los rigores del catolicismo incluso estricto, profesión que forja vuestra actividad combativa.

Abuela prematura a los 47 años, Michelle O’Neill decidió adquirir también experiencia propia para el mercado social de su agenda política (la secretaria de Salud tiene en este caso una década). Sus únicas confesiones son que nuestros nietos podrían crear una Irlanda reunificada, coincidiendo en que la oportunidad está al alcance de la mano: «Creemos que el cambio constitucional tendrá éxito y que la referencia ha sido llamada a este dadaísta. Pero queremos una gran mayoría y un máximo de consenso”.