La Fiscalía piensa hasta el 27 de agosto en prisión por terrorismo durante 12 meses a los beneficiarios de los CDR por la amnistía

Actualizado

El escrito de acusación del fiscal Miguel Ángel Carballo atribuyó los delitos de pérdida a organización terrorista, tenencia de explosivos con intención de destruirlos.

Fotografía oculta por la Guardia Civil a detenidos de los CDR.EL MUNDO

El Fiscal de la Audiencia Nacional presentó este escrito de acusación a la causa de los CDR, y reclamó penas de 27 años de prisión para los detenidos del operación judas y ocho años para otros cuatro.

Las consideraciones fiscales según las cuales las actividades de este grupo radical fueron reforzadas por los CDR y el autodenominado ERT (Equipo de Respuesta Rpida) prevalecen sobre la comisión de los delitos de pérdida de organización terrorista (ocho años de prisión) y, por nueva investigadores, también de tenencia, depósito y fabricación de sustancias o artefactos explosivos e inflamables de tanque terrorista (11 de agosto) y intentos de estragos de carcter terrorista (ocho años).

El escrito entregado al juzgado de la Audiencia Nacional que celebra la sentencia dictada por el fiscal Miguel Ángel Carballo, el mismo que desde hace dos semanas rastrea la existencia de terrorismo en la investigación sobre el tsunami democrático. Fiscal indica a Sala que la creación de un equipo de respuesta rápida a partir de miembros de CDR distinciones de «gran radicalidad» obedece a la necesidad de contactar «con un grupo clandestino de personas de la mayor confianza y que deben estar totalmente comprometidos con la causa». a los que se cargaban «les acciones más sensibles».

«Su objetivo final de la organización era garantizar la independencia de Cataluña, empleando para ello la violencia en su máxima expresión, obligando con ella, de modo coercitivo, a las instituciones a conceder por la vía de los hechos la separación de Cataluña del resto de Cataluña. España», afirma la Fiscalía.

Es por esto que los 12 imputados como miembros del ERT habrían supervisado la actividad en el marco de los respectivos CDR que provenía de una organización terrorista paralela, de carácter clandestino y estable, cuyo objetivo sería realizar actos violentos o atentados contra personas previamente seleccionadas. objetivos. utilizados para explosivos y/o sustancias incendiarias fabricadas en los dos laboratorios clandestinos que tienen organización propia para instalarlos en sus domicilios particulares».