‘GH VIP 8’ revoluciona Guadalix con una épica gesta de amor y la expulsión más inesperada

‘GH Vip 8’ prometió que la gala de este jueves 19 de octubre sería un bombazo. Y ha cumplido. Fue una noche en la que se han vivido todo tipo de emociones fuertes, encabezadas por las expulsiones de dos pesos pesados y la repesca de uno de ellos previo pago de una sustanciosa cantidad que se descontará del premio final.

El romance entre Susana Bianca y Zeus Montiel estaba en su mejor momento, pero se veían obligados a separarse al convertirse la modelo en la primera expulsada con el 40% de los votos. Perdía así la batalla frente a Albert Infante y Gustavo Guillermo, los otros dos nominados que, aunque no lo sabían, todavía estaban en peligro. La pareja se despedía entre te quieros, promesas y muchas lágrimas.

Susana vuelve y Albert es expulsado

Lo que no se imaginaba ninguno de los dos es que tendrían una segunda oportunidad de continuar viviendo su amor en la casa de Guadalix. Al llegar a plató, Susana elegía a Zeus para que decidiera si le concedía o no la ‘vida extra’ que todavía estaba en juego en la presente edición del ‘reality’. Gracias a ella, el programa daba la oportunidad a un concursante expulsado de ser repescado si un compañero accedía a pagar 25.000 euros, descontados del premio final.

Hasta ahora nadie se había atrevido. Oriana Marzoli lo rechazó con Luca Dazi; Marta Castro igual con Sol Macaluso;ni siquiera Luitingo para salvar a su chica, Pilar Llori, la semana anterior, bajo el pretexto de que el grupo había pactado no gastar dinero del premio final.

Pero Zeus se dejó llevar por el corazón en vez de por el bolsillo y tras escuchar la carta de amor que le grabó Susana por si se iba, accedió. «Por una vez voy a pensar en mí. Me va a odiar la gente, pero creo que voy a decir que sí», accedía. «Por el estado emocional con el que me encuentro es muy difícil razonar…Aquí la cabeza va a otro ritmo…El corazón me decía que tenía que volver a Susana. Prefiero que esté ella antes que yo», reconocía minutos después el hijo de Sara Montiel ante Marta Flich, preocupado y procesando lo que había hecho

Y mientras la canaria volvía a la casa a reencontrarse con su amor y con el resto de sus compañeros, se producía la prometida segunda expulsión. La audiencia decidió que el segundo siguiente concursante en abandonar la casa fuese Albert, para bien o para mal, el protagonista indiscutible del caos en el que se ha convertido ‘Gran Hermano’ en los últimos días tras estallar su amor no correspondido por Michael Terlizzi. «El público no me habrá entendido», se resignaba el catalán.

Su salida supone todo un jarro de agua fría para el famoso ‘team’ que formaba hasta ahora junto a Laura Bozzo,Alex Caniggia y Carmen Alcayde, quienes hasta ahora se creían los favoritos indiscutibles del público.