‘GH VIP 8’ estafa a la audiencia con una drástica decisión y da un toque de atención a Laura Bozzo por graves amenazas

La paz en la casa de Guadalix de la Sierra ha saltado por los aires. Desde que el domingo se incorporaran temporalmente los tres candidatos a reemplazar a Karina y Oriana tras sus respectivos abandonos, la convivencia se ha convertido en una guerra abierta entre los habitantes de ‘GH Vip 8’. Tal ha sido la tensión que este martes 17 de octubre, durante el programa de ‘Última Hora’, Lara Álvarez le echó una reprimenda a Laura Bozzo por unas graves amenazas y anunció una inesperada doble expulsión en la próxima gala que el público ha criticado masivamente tachándola de injusta.

La semilla de la discordia la sembró uno de los tres aspirantes a concursante, José Antonio Avilés. Nada más pisar la casa, el tertuliano planteó la posibilidad de que Michael estuviera repitiendo el mismo patrón que en el ‘Grande Fratello’ en Italia, cuestionando así si estaría jugando con los sentimientos de Albert. Pese a haber aclarado varias veces que no corresponde a los sentimientos de su amigo y reiterado su heterosexualidad, al catalán no le sentó nada bien que Michael comentara que le gusta Naomi físicamente.

Los celos enfermizos de Albert por Michael

Así, la cena que ganó Albert y a la que invitó al italiano acabó como el rosario de la aurora. Infante le montó una culebronesca escena de celos. «Por fin he visto todo, no somos pareja, pero pensaba que podíamos haber tenido algo bonito. No puedo ser amigo especial contigo», le reprochaba este sin venir a cuento, a lo que el italiano respondía desesperado. «No te entiendo, te he dicho desde el primer segundo que no podía ser».

Arrancaba entonces una larga madrugada de discusiones en la que el catalán llegó a expresar su intención de abandonar el ‘reality’ y Laura Bozzo perdía totalmente los nervios contra Michael. Te dije que cortases esto de raíz, esto es como si se lo hubieran hecho a mi hija, salgo y rompo la casa. No entiendo que la gente sea tan poco empática», gritó la presentadora. El italiano insistía en hablar con Laura, pero ella se la montaba todavía más gorda. «¡Salga de aquí porque voy a romper la p* casa», chillaba, llegando a amenazar con que «cojo un cuchillo y mato gente».

El programa se veía obligado a echarle una reprimenda a la concursante por su actitud. «Te dirigiste a él con expresiones que son absolutamente inaceptables dentro de ‘Gran Hermano VIP‘», acusó Álvarez. Lejos de hacer propósito de enmienda, Bozzo estalló por la llamada de atención. «¿Saben quién soy yo? ¡A mí no me reprende ni el presidente de Telemundo».