El mercado de tarjetas de la NBA se cierra sin mayores sorpresas | Baloncesto | Deportado

El mercado de rosters de la NBA 2023-24 ha finalizado para estos jugadores sin ningún movimiento por parte de las dos franquicias que se veían a sí mismas como los posibles grandes impulsores del mercado para corregir su mal comienzo de campaña. Ni los Golden State Warriors, once del Oeste con un balance de 23 victorias y 25 derrotas, ni Los Angeles Lakers (nuevos con un 27-25) han dado el paso de última hora para intentar acompañar mejor a Stephen Curry y LeBron James. . la que podría ser una de las últimas incursiones en playoffs de las dos grandes estrellas de la liga en la última década.

Los que cuidaron el mercado fueron dos equipos que, a juzgar por su lugar en el ranking, son los que menos ajustes requieren. Los propios Boston Celtics, líderes del Este (39-12) y grandes favoritos al título, al igual que los Oklahoma City Thunder, primeros de la conferencia Oeste (35-16) se han confirmado como la gran revelación de la temporada, realizando incorporaciones. para hacer algunos ajustes. Los Thunder tuvieron experiencia con el alero Gordon Hayward, un personaje de gran nivel que jugó en Utah Jazz hace años debido a lesiones, pero con capacidad para ayudar a los jugadores jóvenes del grupo y aportar puntos desde el banquillo. Una sustitución, envía desde Charlotte a Tre Mann y Davis Bertans. Por otro lado, los Celtics han ampliado su rotación interna con el pivote Xavier Tillman, que llegó procedente de los Memphis Grizzlies a cambio de Lamar Stevens y dos jugadores de segunda ronda.

Otras de las grandes incógnitas del mercado eran los Dallas Mavericks, en su intento de dotar al equipo de elementos que siguieran a Luka Doncic y Kyrie Irving. El elegido fue el ala pivote PJ Washington, de 25 años, que llegó procedente de los Charlotte Hornets en un intercambio costoso: además de una primera ronda, Dallas prescinde de Seth Curry y Grant Williams por un engañoso peligro en los Mavs. .

En Este también se han movido en el mercado dos equipos llamados a mejorar sus prestaciones, los Philadelphia 76ers y los Milwaukee Bucks. La lesión de Joel Embiid, que podría haberse perdido tiempo por su operación de menisco, obligó a los Sixers a buscar más alternativas en ataque, y cree que es el equipo con mayor porcentaje de triples de la NBA, logró fichar a Buddy Hield, uno de los mejores triples de la competición. El cambio fue enviado a Marcus Morris, Furkan Korkmaz y tres jugadores de segunda ronda a los Indiana Pacers.

Filadelfia, sin embargo, fue atrapada por Patrick Beverley, quien hizo flotar a los Milwaukee Bucks a cambio de Cameron Payne. Con esta lesión, los Bucks corrigen su gran carencia, la defensa exterior, y afrontan el tramo final de la temporada con la máxima necesidad tras haber emparejado a Damian Lillard con Giannis Antetokounmpo el auténtico defensor. Además, los New York Knicks (cuartos del Este con un 33-18), uno de los mejores equipos de la liga, se han reforzado aún más con Bojan Bogdanovic y Alec Burks, enviando a Evan Fournier, Malachi Flynn, Quentin Grimes, Ryan Arcidiacono y dos selecciones de segunda ronda de los Detroit Pistons.

Spencer Dinwiddie dejó que se acortara el pase libre

Los Brooklyn Nets derrotaron al base Spencer Dinwiddie, quien disputó el rumble de los Toronto Raptors, a cambio del inglés Dennis Schröder, pasado campeón del Mundial. Pese a tratarse de un simple cambio de cromos en el deporte, los Raptors han confirmado que recortarán el contrato de Dinwiddie, por lo que podrá recontratar las filas de cualquier tackle incluso ahora que el mercado de fichajes ha terminado. El base, desde hace 30 años, tiene un contrato por valor de 20,5 millones de dólares que expira este verano y promedia 12,6 puntos por partido en la actual temporada. Algunos equipos, como Dallas Mavericks o Los Angeles Lakers, ya buscan incorporar una tarjeta complementaria en la parte final de la temporada.

Puedes seguirlo en EL PAÍS Deportes en FacebookXo escribe aquí para recibirlo nuestro boletín semanal.