El giro histrico del PNV en 72 horas: de agasajar a Felipe VI a plantar a Leonor

Actualizado

Los nacionalistas critican ahora que la Corona no reconoce a la «nacin vasca»

Felipe VI, con el lehendakari, Iigo Urkullu, en Bilbao.ARABA PRESS
  • Poltica El PNV se suma al boicot independentista y no acudir a la jura de la Princesa Leonor, a diferencia de la del Prncipe Felipe
  • Congreso Honores, condecoraciones y desfile militar, as ser la jura de la Constitucin de la Princesa Leonor

El PNV no acudir a la ceremonia de jura de la Constitucin de la Princesa Leonor el prximo martes 31 de octubre, pese a que s lo hizo representado por el lehendakari Jos Antonio Ardanza, por diputados y por senadores el 30 de enero de 1986 cuando lo hizo Felipe VI. El plante de los nacionalistas vascos a la heredera de la Corona se hizo pblico ayer, apenas 72 horas despus de que el lehendakari Urkullu acompaara al Rey en el Congreso de Empresa Familiar, un acto al que tambin acudi el presidente del PNV Andoni Ortuzar.

El PNV comunic su decisin de no acudir al juramento de la Constitucin a travs de dos escuetos mensajes en las redes sociales. La direccin del partido nacionalista acord ayer mismo su decisin -el Euzkadi Buru Batzar (EBB) se rene habitualmente los lunes- y argument que el acto del prximo martes tiene como objetivo la continuidad de un modelo que niega el reconocimiento nacional vasco.

Adems, los nacionalistas aseguran ahora no sentirse cmodos en el acto que tendr lugar el prximo martes al interpretarlo como una exhibicin cvico-militar similar a la celebracin del Da de la Fiesta Nacional en el 12 de octubre.

La princesa Leonor protagonizar un evento idntico al organizado hace 37 aos para el actual Rey de Espaa. Entonces, el lehendakari Jos Antonio Ardana presida un ejecutivo con consejeros del PNV que desde el pragmatismo nacionalista construa una potente administracin vasca amparada por las competencias reconocidas en el Estatuto y con el motor econmico de la soberana fiscal del Concierto Econmico. Al frente del grupo parlamentario del PNV en las Cortes Generales se encontraba Marcos Vizcaya, profesor de Derecho en la Universidad de Deusto, uno de los redactores del Estatuto de Gernika y vicelehendakari en el primer Gobierno vasco presidido por Carlos Garaikoetxea.

Respeto institucional

El prximo martes ni el lehendakari Iigo Urkullu ni el portavoz Aitor Esteban acudirn al Congreso en una decisin que sita al PNV junto a los partidos independentistas catalanes y a EH Bildu pero que, segn fuentes nacionalistas, no modificar el respeto institucional a Felipe VI en sus actos en el Pas Vasco. Adems, el PNV tambin mantendr su costumbre de participar en las rondas de consulta del Monarca con los grupos parlamentarios en los procesos de designacin del presidente del Gobierno como ha sucedido con el intento de Alberto Nuez Feijo y el proceso de investidura protagonizado ahora por Pedro Snchez.

Los nacionalistas reclaman al presidente en funciones el reconocimiento nacional vasco que, segn sus explicaciones, queda excluido del modelo de la monarqua constitucional que quedar reflejado en la jura protagonizada por la princesa Leonor. La reclamacin de ese reconocimiento nacional vasco, adems, constata el distanciamiento del PNV de Felipe VI. El pasado 30 de junio el lehendakari Urkullu afe al Monarca espaol que an no ha asumido la singularidad vasca con un gesto como el reconocimiento de los fueros. Urkullu desvel que haba invitado a Felipe VI en 2014 a protagonizar un gesto similar al realizado por su padre Juan Carlos I el 4 de febrero de 1981 en la Casa de Juntas de Gernika. Juan Carlos I recuper la tradicin del juramento de los fueros vascos por los reyes de Castilla mientras diputados de Herri Batasuna saboteaban su discurso cantando el Eusko Gudariak (Soldados vascos, en euskera) y los representantes del PNV aplaudan.

La direccin nacionalista de Andoni Ortuzar compagina la cortesa institucional y personal con Felipe VI con iniciativas como el intento de acotar la inviolabilidad de la Corona. El grupo del PNV en el Congreso ha registrado -sin xito- en dos ocasiones, en junio de 2022 y septiembre de 2023, una reforma legal para limitar esa inviolabilidad a los actos institucionales.